Radiografía de los votantes de Trump y Biden

Clase obrera, blancos y evangélicos, el nicho de Trump

En 2016, Trump logró la victoria gracias al apoyo de la clase obrera, hombres blancos, especialmente aquellos con una menor formación y residentes en zonas rurales. Aunque las minorías no son el fuerte del presidente, el republicano sí moviliza a parte de los 32 millones de latinos llamados a la participación, que ya conforman la primera minoría, y parte de los asiáticos.

Biden, en busca de la resurrección demócrata

En 2016, Hillary Clinton recabó los apoyos del votante tradicional demócrata: las minorías raciales, las mujeres y jóvenes, pero fracasó en la movilización del electorado tradicionalmente demócrata, un reto que ahora hereda Joe BIden.

La participación, clave

En cualquier caso, la llave para la movilización del electorado reside en la participación, una de las mayores incógnitas que los sondeos son incapaces de pronosticar.

Por qué ha ganado Biden (y perdido Trump): la movilización de las bases y el desgaste por la pandemia

El voto por correo, decisivo

La falta de un resultado en la noche electoral dio paso a casi cinco días de incertidumbre, exasperación y ansiedad por el retraso en el recuento del voto anticipado. En unos comicios marcados por la pandemia, más de 101 millones de personas optaron por esta vía, una cifra récord. Alrededor de 65 millones, más de la mitad, recurrieron al voto por correo, según datos de la Universidad de Florida.

La pandemia, guinda final del hartazgo

En un país que acumula más de nueve millones de contagiados de COVID-19 y más de 236.000 fallecidos, la pandemia ha sido el factor más determinante en las elecciones, según la experta. “Es muy probable que Trump hubiera sido reelegido, tenía un dato de altísima popularidad y unos datos económicos muy favorables antes. La pandemia ha provocado una crisis sanitaria gravísima en el país, que ha movilizado muchísimo el voto”, explica.

La movilización de las minorías beneficia a los demócratas

El cambio demográfico en Estados Unidos está creando un país cada vez más diverso en beneficio del Partido Demócrata, que también gana entre jóvenes y mujeres y está creando todo un movimiento de base, según resumía el senador demócrata Bernie Sanders. Este año, los hispanos ya suponían el 13 % de todo el electorado y se convertían en la primera minoría, seguida de los electores afroamericanos.

Un electorado cambiante

El voto de estas minorías ha sido determinantes en feudos republicanos como Arizona o Georgia, con una alta participación negra que este año ha desafiado a las largas colas para votar. Uno de los motivos, según Castañeda, es que “el miedo al cambio demográfico moviliza a mucho votante blanco que no quiere perder privilegios con Trump y genera una reacción de la derecha”.

Los retos de Biden: unificar el país, gestionar la pandemia, recuperar la economía y volver a la escena internacional

08.11.2020 | 08:55 horas

Unir a un país polarizado

La unidad se ha convertido en uno de los objetivos centrales de la campaña electoral del ya presidente electo de Estados Unidos. En su último discurso, antes de conocerse su victoria, Biden se dirigía a los estadounidenses con un mensaje claro: “Queremos que nuestro país se una, no que se desmorone”.

La gestión de la pandemia

Mucho se ha hablado en las últimas semanas sobre el papel que ha podido jugar la pandemia del COVID-19 en esta batalla electoral. Su gestión podría haberle pasado factura a Trump pero, además, el miedo a los contagios hizo que mucha gente votara por correo, el mismo voto que ahora está en el centro de la polémica del recuento.

Volver a impulsar la economía

La paralización de la actividad a la que obligó el SARS-CoV-2 en la pasada primavera hundió a la economía estadounidense, al igual que al resto de economías mundiales: en el segundo trimestre de este año, el producto interior bruto caía un 9 % respecto al trimestre anterior y un 32,9 % en tasa anualizada, al tiempo que se esfumaban más de 22 millones de empleos y la tasa de paro rozaba el 15 % en abril.

Rediseñar el papel de EE.UU. en el mundo con un cambio en su política exterior

En política exterior, los demócratas han criticado que el lema de “America, first” ( “Estados Unidos, primero” ) se convirtió en realidad en “Estados Unidos, solo”. Mientras los americanos votaban, salían del Acuerdo de París contra el cambio climático. Antes, Trump había roto relaciones con organismos globales como la OMS. La idea del nuevo presidente es dejar claro que su país está de vuelta en el panorama internacional. Y eso toca de lleno a la Unión Europea.

--

--

Ernesto Castañeda is the author of “A Place to Call Home” and “Building Walls.”

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
Ernesto Castañeda

Ernesto Castañeda

Ernesto Castañeda is the author of “A Place to Call Home” and “Building Walls.”